Arturo Castro (El soldado) y Pablo Galarza (Pepe)
Arturo Castro (El soldado) y Pablo Galarza (Pepe)

Por Ángel Premier Solís
Fuente: La voz hispana
Sección: La esfera teatral

(Fragmento de la crítica teatral.
El autor, Ángel Premier Solís,  basa su escrito en las presentaciones realizadas en el
Primer Festival de obras cubanas en un acto. Nueva York, junio 2009
)

(…) la obra de Pedro Monge Rafuls titulada Soldados somos y a la guerra vamos nos presenta una realidad sicológica en un ejemplo de la conducta humana. Demuestra el autor el talento de la observación del comportamiento humano para copiarlo a un texto y presentarlo como lección de los preámbulos y ceremonias del amor.

También gustó mucho lo simpático de la adolescente conducta ingenua de los caracteres. El autor presenta un problema de inseguridad y duda en la adolescencia, lo desarrolla a través de ceremonias y juegos mentales que realizamos todos los humanos con una u otra diferencia y lo resuelve con una verdad. Presenta el machismo como problema, lo desarrolla como secreto y lo revela en una solución ilógica pero realista que es el homosexualismo.

Desde luego hay que tener un gran conocimiento de textos y experiencias teatrales para poder llegar al control de estas manipulaciones técnicas. El autor lo demuestra. Al director Eddy Díaz Souza se le presentó una gran oportunidad para enfocar sus técnicas y no falló, ya que logró sacar el máximo provecho de dos grandes actores que son Arturo Castro y Pablo Galarza.