Por Arturo Arias-Polo
E-mail: aarias-polo@elnuevoherald.com
Fuente: El Nuevo Herald

El ciclo de lecturas dramatizadas Teatro en proceso: la vida en un acto continúa en el teatro Havanafama con Juego de damas y El cambio, piezas cortas del dramaturgo cubano Julio Matas dirigidas por Eddy Díaz Souza.

“Ambos textos son verdaderas joyas dramáticas que dibujan un perfil muy atractivo de la mujer del siglo pasado que ha prevalecido hasta nuestros días. Ellas siguen aferradas al amor de un hombre o terminan por ceder lugar a la venganza”, explicó Díaz Souza, sin revelar los pormenores de las tramas, que reunió en el elenco a Laura Zarrabeitia, Mercedes Ruiz, Vivian Morales y Yesler de la Cruz. “En este universo femenino fluye la tristeza, la soledad, el abandono, la traición y la muerte. Pero lo más importante es que todo está tratado desde un ángulo agudo, crítico, humorístico e irónico”, enfatizó.

Para Laura Zarrabeitia, que participó en un montaje de Juego de damas cuando vivía en Venezuela hace muchos años, y ahora encarna la Ernestina, “Julio Matas es muy concreto en sus historias. Su obra está a la altura de [los dramaturgos cubanos] Virgilio Piñera, José Triana y Antón Arrufat”. Lo mismo piensa Mercedes Ruiz, su hermana Celeste en la ficción, cuando destaca el dibujo de los personajes de esta tragedia. “En la obra se deja claro que para que el odio no se revierta sobre las personas éstas deben resolver a tiempo sus conflictos del pasado. Si algo me gusta de Matas es que refleja muy bien el carácter retorcido de dos mujeres que durante años no han querido expresar sus sentimientos, y la dependencia emocional que se crea entre ellas”.

Según Vivian Morales, quien interpreta a Florángel, lo que más le atrae de su personaje es que, pese a las ofensas que recibe de Ernestina y Celeste, logra mantener su dignidad a toda costa. “Eso no impide que en el fondo Florángel sea tan ingenua como La Mujer de El cambio”, dijo al compararla con su papel en El cambio, la otra pieza de Matas en la que participa y donde compartirá el protagónico con Yesler de la Cruz. “Se trata de alguien que se aferra al recuerdo del esposo sin perder la esperanza”, explicó. Como Penélope, La Mujer recibe a un hombre que asegura ser su esposo que regresa tras doce años de ausencia. Sin embargo, cuando lo escucha hablar descubre que no es él.

“Lo curioso es el juego que se establece entre ella y el recién llegado”, agregó Yesler de la Cruz, quien asumirá a El Hombre. “La mujer idealizó a su marido en sus recuerdos y ha olvidado su verdadera imagen. En cuanto a mi personaje, considero que es alguien que sólo busca el amor”.

Julio Matas ha transitado por el teatro, la poesía, el cuento, la crítica y el ensayo desde sus tiempos de estudiante en el Seminario de Arte Dramático de la Universidad de La Habana, a finales de la década de 1940. Tras su salida de la isla en 1965, rumbo a Estados Unidos, el intelectual inició su labor docente en la Universidad Pittsburgh, donde ejerció en el Departamento de Lengua y Literatura Hispánicas. En 1970, Matas obtuvo el doctorado en la Universidad de Harvard. El autor estará presente en la función de mañana.

Teatro en proceso: la vida en un acto cuenta con un equipo integrado por el productor Alejandro Galindo, las promotoras Belkis Proenza y Mercy Abad, y Juan Roca, director de Havanafama.

Juego de damas y El cambio en Havanafama Teatro Estudio, 752 SW 10 Ave. Viernes y sábados a las 8:30 p.m. Informes: (786) 319-1716. Hasta el 31 de julio.