Teresa María Rojas

Por Arturo Arias-Polo
E-mail: aarias-polo@elnuevoherald.com
Fuente: El Nuevo Herald

Apocos días de recibir el Premio Baco por su trayectoria artística en la primera edición del festival de teatro local TEMFest 2010, la actriz y profesora Teresa María Rojas aprovechó una pausa de sus presentaciones en The Miracle Theater, donde interpreta a Albertina en The Color of Desire, para conversar con El Nuevo Herald.

Rojas será reconocida junto con Teatro Avante el jueves 21 en una ceremonia abierta al público en el Centro Cultural Español de Coral Gables.

“Es el abrazo más cálido y generoso que haya recibido por parte de unos colegas en mucho tiempo”, expresó Rojas al referirse a la selección hecha por Sandra y Ernesto García, directores de Teatro en Miami Studio y artífices de TEMFest 2010.

Segura de que ampliará el horizonte cultural en el sur de la Florida, la actriz cubana afirmó que el festival podría convertirse en la plataforma ideal para dar a conocer propuestas novedosas y creadores, además de ser un vehículo renovador del público.

“La situación de teatro en esta ciudad no es tan diferente a la de otros países. De hecho, yo diría que en cualquier lugar se adolece de lo mismo: crisis, pataleo continuo y renacer”, dijo Rojas, testigo presencial de los altibajos de la escena miamense desde que debutó hace casi medio siglo en la comedia No por favor, su primera actuación en el exilio.

Pero a la actriz no sólo se le recuerda por sus protagónicos en Aire frío, Ana en el trópico y Cordero de Dios. Su larga estadía al frente del grupo Prometeo del Miami Dade College, donde permaneció cerca de tres décadas, completaron su visión de una realidad cultural en constante movimiento.

“La falta de espacio y de recursos, más la negativa de muchos estudiantes que sólo preferían hablar en inglés fueron algunos obstáculos que tuvimos que saltar al principio en Prometeo”, evocó la actriz-profesora. “Pero aquello fue el mejor ejercicio para entrenar la imaginación minuto tras minuto y día tras día”.

Cuando Eduardo Padrón le propuso crear un grupo de teatro en español, la actriz decidió bautizarlo con el nombre de Prometeo, en honor a Francisco Morín, su maestro en Cuba y director de la compañía donde ella dio sus primeros pasos.

“Morín buscaba una actriz jovencita para un personaje de importancia y yo buscaba la luz. De ahí que nuestro amor fuera instantáneo”, recordó Rojas con cierta nostalgia al repasar la época en que llegó hasta el director de la mano del actor Helmo Hernández. A parte del homenaje a su mentor, la artista siempre asoció el nombre de la deidad olímpica a su empeño en mantener viva la llama del teatro como en sus años juveniles.

“Teresa María es musa y poesía. Su legado está grabado en caracteres indelebles en el Miami Dade College”, dijo Eduardo J. Padrón, presidente del MDC, quien subrayó que “se pierde la cuenta de la cantidad de talento que ella forjó” durante su estancia en Prometeo.

La lista del grupo incluye al dramaturgo cubano Nilo Cruz, el autor de The Color of Desire, Premio Pulitzer 2003 por Ana en el Trópico.

“Teresa nos ha dejado un legado educacional inconmensurable. No se conformó con ser una primera dama del teatro”, destacó Padrón.

Entre sus montajes en el College, Rojas rescata Aire frío, de Virgilio Piñera, y El retablo de las maravillas, una puesta en castellano antiguo en la cual respetó “hasta la última coma” del texto de Cervantes.

La actriz, que tiene dos hijos, dos nietos, una nuera adorable y una perrita consentida, salió de Cuba vía Brasil la víspera de la Navidad de 1960. Pero cuando el avión se detuvo en Caracas, decidió quedarse en Venezuela, país que le abrió los brazos y donde pudo trabajar en televisión, hasta que se estableció en Miami en 1962. Nunca ha regresado a la isla.

“Cuando me preguntan cuál ha sido mi mayor aporte al movimiento teatral de Miami me ponen contra la pared. Sin embargo, para hacer justicia, diría que soy yo quien ha recibido el aporte de personas como el doctor Padrón, la doctora Mercy Quiroga, los estudiantes, mis seres queridos y la gente que anda por la calle”, confesó.

Entrega del premio Baco del TEMFest 2010 a la actriz Teresa María Rojas y a Teatro Avante,
jueves 21 en el Centro Cultural Español,
800 Douglas Rd.,
a las 7 p.m.
Entrada libre.